Colección SOYUZ de obra breve

  • Jo, jo, jo

    Abel Amutxategi

    Fecha de publicación: 17/11/2017

    «Han pasado años ya desde que se desató la pandemia en Begger’s Hole. Los zombis campan a sus anchas y la extraña familia que forman Sheryl y su hijo Percy vive en un continuo estado de alerta.

    Cuando llega la Navidad con su manto de suave blancura, Percy le plantea a su madre la misma pregunta de todos los años: «¿Puedo escribirle una carta a Papá Noel?».

    La diferencia es que esta vez Sheryl no está dispuesta a decepcionar a su hijo.

    Porque, aun en medio de la mayor oscuridad, los mitos pueden renacer para devolvernos la esperanza.»

    Zombifícame, mastícame contigo
    que bajo mi árbol
    tendrás regalos.

    * * *

    Amutxategi coge su bate de béisbol y se pone a repartir hostias y regalos a diestro y siniestro.

    No distingue entre amigos y enemigos.

    Santa reconocerá a los suyos.
    — Bandinelli —

    Comprar

    Comprar (eBook)

  • Profundo

    Alberto Moreno Pérez

    Fecha de publicación: 15/09/17

    La Colonia sobrevive. La Colonia permanece. Sin memoria; sin pasado ni futuro. La historia se convierte en ritos y los ritos en olvido. ¿Hasta dónde puede preservar la máquina? Porque algo se abre en los cielos y, allá en la Colonia, en lo profundo, hay quien levanta la mirada.

    En Profundo nos encontramos con una colonia que presenta un nivel tecnológico impresionante. Sin embargo, parece que sus habitantes están saturados por un trabajo que es su único objetivo vital y que no los deja siquiera ser conscientes de los avances que los rodean.

    Alberto Moreno Pérez ha escrito una magnífica historia ambientada en una sociedad de un planeta perdido que recuerda, a veces, a La fuga de Logan.

    ¿Es una utopía? ¿Una distopía? Un texto difícil de clasificar que traslada al lector el reto de decidir.

    —José Antonio Cordobés Montes—

    Administrador del portal www.ficcioncientifica.com

    Comprar

    Comprar (eBook)

  • El silenciador

    Sergi Álvarez

    Montero es un joven tiburón que se dedica a comprar patentes, esperando el día de dar el pelotazo. Y ese día llega cuando Villegas, un excéntrico inventor, le ofrece el producto que cambiará la sociedad tal y como la conocemos: EL SILENCIADOR INFANTIL.

    ¿Para qué sirve?, preguntaréis.
    Para silenciar, claro.

    ¿A quién?
    A los niños.

    Sí, habéis leído bien: para silenciar los molestos, insoportables y agudos lloriqueos de los niños.

    Ésta es la historia de dos hombres mezquinos que paladearon las glorias y deshonras de la ambición.

    Todos los grandes hombres tienen su punto débil. Si Supermán teme a la kriptonita y Thor no puede alejarse demasiado de su estúpido martillo, sería ridículo pensar que Andreu Montero no tiene también su talón de Aquiles a pesar de ser todo un «number one».

    Aunque para saber cuál es tendrás que leer a Sergi Álvarez, claro.

    «El silenciador» es la novela que habrían escrito los Hermanos Coen si hubieran residido en L’Hospitalet mientras le daban vueltas al guion de Fargo. Una tragicomedia negra en la que, mal que nos pese, todo es lo que parece..

    — Abel Amutxategi —
     Autor de «Su muerte, gracias» y «La tienda del Señor Li» (SOYUZ # 4)

    Comprar


    Comprar (eBook)

  • Luz simiente

    Francisco Jota-Pérez

    «El vacío reducible. Las raras épocas en tu historia cuando el paño era retirado, el paño rancio de tu soledad y tu angustia, lo que era desalojado al adquirir pleno conocimiento de que el relato de quien creías ser sólo ocurría fuera de la conjetura en sí, cuando soltabas las riendas y el engaño era cambiado por un dejarse llevar. Tras de ti, el hormigón y el bramido y la permanencia de tu personalidad, en silencio. Tu boca cosida.»
        
    Una mujer deprimida deja su ciudad para instalarse en un pueblo perdido de la España profunda. Allí llevará a cabo el trabajo que le ofreciese un misterioso hombre viudo: hacerse cargo de las dos hijas de éste y ejercer de prostituta sagrada al servicio de los hombres y mujeres de la localidad. Instalada en el laberinto subterráneo que conecta tanto las casas como las áreas más o menos sólidas del inconsciente colectivo de los vecinos, y sometida a constantes abusos físicos y emocionales, la mujer entrará en contacto con las aterradoras potencias esenciales que mueven y cohesionan el mundo más allá de la supuesta civilización de la que ha escapado, contemplará cómo el juego de las niñas y la gestión entre las sombras de las oscuras pulsiones de hombres y mujeres dan forma al mismísimo Espacio-Tiempo, y aprenderá que el centro de la existencia siempre ha sido, es y será ella misma.

    Acaso la palabra puede nombrar el terror. El miedo es mucho más profundo que la palabra que intenta nombrarlo. En este tiempo donde lo feo y lo terrible es cosa cotidiana, el lenguaje consume el hecho hasta convertirlo en norma esquizofrénica.
    Lo que no se debe hacer es lo que, sin embargo, sucede: asesinatos, violaciones, cuerpos que no valen nada.
    En este mundo de disociaciones entre el conjunto de normas aprendidas para el bien de la reproducción social y lo que acontece a cada instante intenta caminar el relato con un paso difícil, cargado de imágenes abyectas, de enumeraciones que te envuelven en una atmósfera siniestra, de complicidades que perpetúan el contrato sexual de abusos y privilegios, donde la repetición se convierte en tormento y asfixia.
    Visiones que se suceden, que te señalan lo que no se puede ver, lo que no puedes dejar de mirar.

    — Celia García López —
    Equipo editorial de la publicación feminista «La Madeja».

    Comprar


    Comprar (eBook)

  • La Crucifixión de nuestro Señor Jesucristo considerada como una carrera de bicicletas cuesta arriba

    Alejandro Castroguer

    En todo Judea no se conoce a un plusmarquista de la fe como Jesús de Nazaret. Los romanos han decidido celebrar la Pascua con una cronoescalada al Gólgota, una diversión apropiada para los pueblos más cobardes. En otra parte de Jerusalén, mientras preparan a Jesús para la salida, Simón de Cirene pastorea a sus tres nietos.
    Éste es el inicio de un relato que coquetea con los márgenes de la realidad, de la prosa y hasta del mal gusto. Violento, ácrata, reivindicativo a ratos, Alejandro Castroguer firma una original variante de la ejecución más famosa de los últimos 2.000 años.

    Alejandro actualiza La Pasión de Cristo con exquisita y depurada prosa. Su Calvario es tan impactante y canónico como el de la película de Mel Gibson (2004). Jesús muere como, donde y con la actitud que Dios manda, no busques sacrilegio alguno, pero nada se te va a ahorrar.
    Cristo se sacrifica para expiar vuestros pecados. Castroguer realiza un upgrade de éstos: desde los bíblicos (vacíos por su uso y abuso) hasta los que perpetramos hoy. Lector, no será fácil, ni agradable, enfrentarte a tus culpas. Id y pecad, que cada Viernes Santo Jesucristo seguirá saldando vuestras flaquezas anuales.
    — by PacoMan —
    Economista. Aficionado a la CiFi desde antes de su nacimiento.

    Como lector omnisciente me ha perturbado este pedazo de carne cruda, aún palpitante. Este cáliz de vino lleno de sangre, este panem et circenses con que se funda la historia triste y antigua del mundo. Tras su lectura he necesitado una ducha para deshacerme del sudor de la agonía, la saliva y los improperios. Por supuesto, también me he lavado las manos… Otra cosa es la conciencia.
    — Manuel Mota —
    Dibujante. Guionista. Director de la revista «Cthulhu».

    Comprar

    Comprar (eBook)

  • La gran mentira

    Joan Antoni Fernández

    El indiano Juan Aguirre ha muerto. Arturo Pemán, el nuevo redactor de necrológicas de Las Provincias, está encantado. Dispuesto a alcanzar la fama, intentará escribir un gran artículo sobre la vida de tan ilustre prohombre. Para ello tendrá que investigar su oscuro pasado en América, aunque hay secretos que sería mejor no revelar…
    Arturo descubrirá la extraña relación del indiano con personajes célebres del siglo XX. Poco a poco irá desentrañando una madeja de misterios que lo obligará a saltar de continente: las pistas apuntan a San Francisco, y allí accederá a lugares extraños, turbadores. Algo terrible permanece oculto en la sombra, y gente muy poderosa está dispuesta a todo para que no salga a la luz.
    A través de un entramado de mentiras, el joven tratará de averiguar lo que se oculta entre bastidores. Su propia cordura se verá amenazada cuando llegue al final de la búsqueda. Porque no habrá descubierto una mentira cualquiera. Será la Gran Mentira.

    A nadie le gustan los periodistas. Son unos enterados y unos ratas que, si tienen ocasión, te  gorronean hasta la mugre de las orejas. Por eso da rabia que esa chusma sea necesaria. Necesaria porque se enfanga en los vertederos para buscar la verdad, aunque sea una pequeñita, no la Verdad, sino un trocito del todo, y algo que, en el fondo, se aborrece; pues las tan cacareadas verdades, cuando se muestran, son como una cita doble: nadie termina contento.
    Joan Antoni Fernández es un iconoclasta, pero sabe que los buenos periodistas —los más sabelotodos y tacaños— son los que se meten en el barro porque alguien tiene que hacerlo. Y he aquí su homenaje a esos chatarreros de la realidad.
    Así que si se cruza con un periodista y éste le sangra un café o un pitillo, piense que está formando parte del engranaje que saca a la luz algo que nadie quiere ver, pero que todos han de ver.

    — Francisco M. Romero —
    Periodista. Autor de «Las tostadas de la libertad».

    Comprar

    Comprar (eBook)

  • El Planeta Muerto

    Magnus Dagon

    En un futuro lejano y convulso, tres soldados del ejército del
    Sistema Solar han conseguido otorgar la victoria a su bando en una durísima y amarga guerra civil gracias a una misión suicida. Diez años después aparecen con vida sin que nadie pueda explicarse qué ha sido de ellos durante ese tiempo o cómo han logrado subsistir. La única recompensa que solicitan es gobernar un mundo de pesadilla conocido como El Planeta Muerto, fuente de historias siniestras que rozan la categoría de leyenda. Tras una serie de acontecimientos inexplicables en colonias cercanas el ejército decide enviar a un embajador para que investigue los hechos. Lo que allí contemplará hará que conozca nuevos
    matices de la locura, la perversidad, la pérdida y la venganza.

    ¿Quién es Magnus Dagon? La leyenda cuenta que obtuvo un Máster de Ciencias Matemáticas en Criptografía Cuántica. Sus groupies cantan sus letras y lo adoran como cantante. En los anales de la literatura existen registros que lo identifican como un escritor de sólida y extensa carrera, principalmente fabulando historias de Ciencia Ficción. Su larga lista de galardones incluye los premios UPC 2006 y el Ignotus 2008. Todos estos datos están escondidos en el ciberespacio, pero unos pocos conspiranoicos sostienen que tras esa denominación clave se esconde una abigarrada y desquiciada Inteligencia Artificial. Otros más sensatos afirman que es el alter ego del ciudadano Miguel Ángel López Muñoz; puede que sólo él tenga las claves de este secreto y el de otras historias, como la del investigador que en estas páginas se enfrenta a una vorágine de misterios laberínticos, un apartado planeta de pesadilla y unos enigmáticos antagonistas. ¿Quién ha imaginado a Magnus Dagon? En esta rápida lectura se esconde una parte de la verdad.
    — José Miguel Martín — Ciudadano-Presidente de la TerMal
    (Tertulia Malagueña de Ciencia Ficción y Fantástico)

    Comprar

    Comprar (eBook)

  • La tienda del Señor Li

    Abel Amutxategi

    Dos letradictos que se chutan citas literarias en un polígono industrial de Ciudad Capital. Unas galletitas de la suerte que dicen siempre la verdad. Un anciano que esconde un aterrador secreto. Un archimandrita ortodoxo con una misión que no está dispuesto a abandonar.

    Éstas son sólo cuatro de las historias que se entrecruzan en La tienda del Señor Li, una surrealista road movie urbanita que mezcla humor y locura a partes iguales.

    Pero, por encima de todo eso, La tienda del Señor Li es un homenaje a la palabra escrita. Una historia que habla de cómo la palabra correcta puede cambiarnos la vida, y de cómo la palabra equivocada también puede hacerlo.

    ¡Que alguien llame a emergencias!
    Que los ancianos han huido del asilo para liarla parda y no hay quien los pare.

    ¡Que alguien llame a una ambulancia!
    Que si estáis comiendo en un restaurante chino, nunca, bajo ningún concepto, pidáis las «Gambas a la Shan».

    ¡Que alguien llame al FBI! ¡O mejor a la DEA!
    Que si los lectores se han convertido en yonkis, entonces los señores de El Transbordador son los camellos; y Don Abel, el artífice de este relato, es el químico loco que te dejará alucinado y con la risa floja.

    Esta mierda es buena, hermano.

     — Sergi Álvarez — Autor de «Nunca digas vodka, nunca jamás»

    Comprar


    Comprar (eBook)

  • Pedro y la pulsera mágica

    Juan Antonio Fernández Madrigal

    Pedro no pertenece a este mundo. Para eso tendría que comprender sus reglas, las que imponen, sin tenerlo nunca en cuenta, los mismos que le exigen cumplirlas a la perfección so pena de burlas, desprecio y aislamiento: la gente normal. Aprender las reglas de un juego para el que no nació es tan abrumador que lleva toda su vida dedicado a ello, sin éxito.

    Pedro está a punto de rendirse. Pero antes va a llevar a cabo un último y desesperado intento por entrar en el juego: ha programado una ía. Pedro espera que la potencia computacional de una máquina rompa las barreras de comprensión que él no es capaz de superar. Quién sabe si lo logrará. Ni siquiera él mismo confía del todo en ello. Pero el mundo al que se ha visto reducido es ya diminuto, y no tiene más remedio que escapar de alguna forma.

    Lo que Pedro no sabe es que aquél al que aspira a pertenecer con toda su alma tampoco es el único que existe: otros cuantos lo intersectan, incluso más oscuros y peligrosos que los que él conoce. Y esas intersecciones son altamente inestables.

    ¿Quién no querría una pulsera gapeadora como la que posee Pedro, y abandonar la realidad cuando a uno se le presenta esquiva o enemiga? ¿O la que es huidiza es la pulsera, y contumaz la realidad? Blanco y negro, abismo y superficie, colores y ubicaciones para un relato dócil como una patada en los huevos, descarnado como ese beso de buenas noches que te ofrenda tu abuela.

    Juan Antonio Fernández Madrigal ha inventado a Pedro dos veces para que no nos olvidemos de él, a este lado o al otro de la cordura.

     — Alejandro Castroguer —

     

    Comprar

    Comprar (eBook)

     

  • Las adivinaciones de Louis Rimson y la catástrofe de la Villa de Dunia

    Fernando Llor

    La noche del 20 de marzo de 1816 el adivino Louis Rimson, empleando unos huesecillos de cabra, predijo que un año más tarde la Villa de Dunia vería la llegada del Segundo Hijo y eso provocaría una catástrofe capaz de destruirla por completo.

    Theodore Frint, el gobernador, intentará de todas las formas posibles que el viejo adivino se desdiga, sin tener en cuenta que ya no hay nada que pueda hacerse por evitar el mal que se avecina.

    Durante la agónica espera ante la predicción de Rimson toda la Villa vivirá episodios de angustia y de terror, verá pulular a alguno de los Demonios Menores y se estremecerá esperando el resultado final de la catástrofe.

    Fernando Llor es capaz de contarnos una historia rica, preciosamente manufacturada y compleja en un formato conciso. Estas «Adivinaciones...» son un viaje hipnótico al corazón de unas tinieblas que mezclan por igual misterio, ironía y horror en la misma —y sórdida— clave de buena ficción. Un crescendo que consiga esta mixtura, propia del mejor aquelarre, sólo puede calificarse como producto de la magia. Magia negra, por supuesto.

    — Miguel Ángel Villalobos —

    Comprar (eBook)

  • Las Tostadas de la Libertad

    Francisco M. Romero

    La red se cae.

    Parpadeos sordos en un no-espacio sin límites. Un armazón de metal y plástico inteligente se nutre del alimento que le ofrecen nodos hechos de carne y bits mientras Gregory se enfrenta a la metamorfosis, el horror y la miseria del cambio.

    Una simple búsqueda puede dar sentido a un mundo que, de ese modo, se salva cada día.

    Gregory lo hará por ella.

    Burla burlando llega la segunda edición del SOYUZ nº 1, Las tostadas de la libertad, de Francisco M. Romero. Y lo hace con un motivo más que justificado: el aniversario de Ediciones El Transbordador, que cumple dos años en un momento único de catarsis y reinvención del proyecto. Porque creemos, de forma militante, que la literatura es libertad, es amplitud de miras, es (r)evolución. Contemplemos el Universo y no olvidemos su grandeza.

    Pilar Márquez
    Ediciones El Transbordador

    Comprar (papel, segunda edición)

     

    Comprar (eBook)

Localización

Málaga , Spain

Contacto

Teléfono: +34 688 918 005
edicioneseltransbordador@gmail.com

Redes Sociales

facebbok       twiter